El patronato de la Fundació Barça valora muy postivamente el reconocimiento del premio como mejor fundación del año

Peace & Sport premió la pasada semana la Fundación por su labor y en especial por el programa de refugiados en un acto celebrado en Mónaco y presidido per Alberto II

El patronato de la Fundación Barça ha celebrado el reconocimiento internacional del premio a mejor fundación del año que le ha concedido Peace & Sports. Este reconocimiento a la Fundación Barça se ha hecho por la labor en la promoción de la protección y el apoyo psicosocial de los niños, niñas y jóvenes refugiados y la ejecución de proyectos en el terreno para mejorar la calidad de vida de estos niños y adolescentes, potenciando la prevención y resolución de conflictos y favoreciendo la inclusión y la integración social. Este proyecto está financiado y cuenta con la colaboración total de la Fundación Stavros Niarchos.

Peace & Sports es una organización independiente con sede en el Principado de Mónaco, promovida por el Príncipe Alberto II. Estos premios forman parte del Foro Internacional Anual, el evento mundial más importante que convoca el mundo del deporte para la paz y reúne más de 600 grandes representantes de empresas e instituciones de más de 110 países.

Encuentro con la Fundación bancaria la Caixa

El patronato se reunió en esta ocasión en el edificio del CaixaForum Barcelona donde pudo visitar las instalaciones y las exposiciones actuales y donde se encontró con el director general de la Fundación bancaria la Caixa, Jaume Giró. La Fundación bancaria, desde 2009, uno de los socios estratégicos con los que lleva a cabo varios proyectos conjuntos.

Esta reunión fuera de las instalaciones del club responde a una iniciativa de encuentros itinerantes con entidades colaboradoras para mejorar el trabajo conjunto y conocer mejor su día a día. Está previsto realizar otra reunión del patronato de la Fundación a principios del año próximo en la sede de otra entidad colaboradora.

Balance de actuaciones

En esta reunión el patronato hizo balance de los primeros cinco meses del nuevo ejercicio donde destacó el trabajo realizado con el programa de refugiados, el programa de prevención del Bullying, así como alcanzar la cifra de más de un millón de beneficiarios en sus proyectos, tanto propios como en alianzas.

Las perspectivas para el próximo año apuntan a una consolidación de los programas puestos en marcha durante este año y un incremento del número de beneficiarios. Por otra parte, también se prevé un incremento del presupuesto de la Fundación para ampliar y mejorar la capacidad de los proyectos actuales.