“Para muchas chicas ha sido la primera vez que han hecho deporte”

La Fundación ha creado en Omán un grupo con 120 beneficiarias para que puedan participar en 'FutbolNet' Se trata del primer programa extraescolar de fútbol para chicas en el país

Todo comenzó en uno de los despachos de la Universidad de Mascate, la capital de Omán. Allí, la temporada pasada, los responsables técnicos de la Fundación se reunieron con la princesa omaní Muna Bint Fahad Al Saeed para explicarle el éxito del primer año de 'FutbolNet' en el país. La princesa, que quedó gratamente sorprendida con la filosofía de transmisión de valores del proyecto, comentó: "¡Sería fantástico que lo pudieran aplicar con chicas!". En un país donde las mujeres tienen menos acceso a la actividad deportiva y, si la practican, lo hacen en espacios cerrados, estas palabras de la princesa sirvieron de plataforma definitiva para crear, la temporada 2013/14, el primer grupo de chicas de 'FutbolNet' en su aplicación en Oriente Próximo.

Desde el mes de enero, 120 chicas de entre 8 y 16 de la ciudad de Mascate ponen en práctica dos tardes por semana los valores de 'FutbolNet'. Es la primera vez que se aplica en Omán un programa extraescolar de fútbol con chicas. Sin duda la equilibrada mezcla de deporte y valores del proyecto ha sido uno de los puntos fuertes para conseguirlo.

El balón rueda en una de las pistas deportivas cubiertas de la Sultan Qaboos School de Mascate, una céntrica escuela de la capital. Y un año después de mostrar su interés por la versión femenina del proyecto, una tarde del mes de mayo, la princesa Muna acompaña a las chicas durante una sesión. Una pequeña comitiva de mujeres tiene permiso para entrar en la pista deportiva y ver la actividad, de la cual no se pueden tomar imágenes. Los hombres no pueden acceder. Entre el grupo privilegiado está Lola Bou, vicepresidenta de la Fundación FC Barcelona. "Es un paso adelante muy grande. Sentimos que hemos abierto una puerta", asegura

La sesión dura aproximadamente una hora y media, en la que la pista se divide en seis áreas y en cada una se practica un juego deportivo basado en el fútbol, que ayuda a reforzar valores como el esfuerzo, la humildad, el trabajo en equipo o la responsabilidad. Sundus Al Rayimi, una beneficiaria de 10 años, tiene muy claro de qué va todo esto: "Hoy hemos hablado del respeto y yo he de respetar mi madre. Estos valores me ayudan cuando voy a la escuela , cuando estoy en casa y hablo con mis padres". Sundus no suele perderse los partidos del Barça y ve algo más que fútbol en ellos. "Los jugadores del Barça también juegan con valores, como el trabajo en equipo, porque se ayudan entre todos y al mismo tiempo tienen su responsabilidad y respetan a los demás", comenta.

La monitora de la Sundus en 'FutbolNet' es Sarah Boehm, una alemana afincada en Omán desde hace seis años. "Este proyecto significa mucho para las chicas. Recuerdo las primeras sesiones, para muchas de las niñas era la primera vez que hacían deporte", asegura. Por parte de los padres de las beneficiarias, este programa también ha recibido una gran aceptación. "Han respondido muy bien porque no hay casi oferta de deportes para chicas y están especialmente interesados en la vertiente de fomento de valores", dice Sarah.

Antes de que termine la sesión de las chicas, la pequeña comitiva de mujeres que ha podido ver la actividad sale del polideportivo con una sonrisa. Llegan al vestíbulo de la escuela dejando atrás un alboroto de gritos y risas. "He quedado impresionada con el proyecto", confiesa la princesa Muna.