fcb.portal.reset.password

Como es habitual en estas fechas del mes de enero, el primer equipo del FC Barcelona ha realizado el entrenamiento de puertas abiertas. Los niños y niñas, como siempre, han sido los auténticos protagonistas de una jornada festiva que se ha realizado en el Miniestadi. Y es que 10.408 aficionados han podido seguir de cerca la sesión preparatoria que ha dirigido Luis Enrique. La jornada ha vuelto a contar con la participación de la Fundación del FC Barcelona, ​​que ha invitado a varias entidades de ayuda a personas con movilidad reducida para vivir el entrenamiento a pie de césped.

Una sesión que ha comenzado con una gran puesta en escena cuando los jugadores han salido al césped acompañados del himno del Barça y de la afición levantando las banderas del Barça repartidas por todo el Miniestadi. Justo dos días antes de la llegada de los Reyes Magos de Oriente, los jugadores del Barça han regalado ilusión a los más pequeños que han podido disfrutar de sus ídolos muy cerca.

Después de unas vueltas de calentamiento por todo el Mini, el cuerpo técnico ha dividido la sesión en diferentes estaciones repartidas por el campo. Un hecho que ha sido bien recibido por la afición que han podido ver todo tipo de ejercicios de los diferentes futbolistas. Los jugadores más aclamados, como no podía ser de otra manera, han sido Messi, Suárez y Neymar Jr. Aunque también ha habido gritos de ánimos a Iniesta, Piqué y Ter Stegen, entre otros.

Autógrafos, fotografías y regalos

Para finalizar el entrenamiento, los futbolistas han disparado varias pelotas a la grada que los más afortunados se las han llevado a casa. El momento más esperado ha sido cuando los jugadores, una vez finalizada la sesión de entrenamiento, se han acercado a los aficionados presente en las gradas del Miniestadi para firmar autógrafos y hacerse fotografías. Ha sido el momento más emotivo. También cuando los jugadores se han fotografiado con las personas con discapacidad que han estado presentes durante la sesión a pie de césped. La locura de la afición para poder tocar a sus ídolos ha sido total. Y es que tener a los ídolos azulgranas tan cerca es, sin lugar a dudas, el mejor regalo de Reyes para los más pequeños.

La jornada ha terminado con la visita de los jugadores, el cuerpo técnico, directivos y miembros del Patronato de la Fundación FCB a varios hospitales de la ciudad de Barcelona. Todos ellos han repartido ilusión entre los niños y niñas ingresados ​​en los diferentes centros hospitalarios. Les han obsequiado con productos del Barça y se han fotografiado con todos ellos.

Volver arriba