La Fundación FC Barcelona colabora con la Fundación Edmílson en el nuevo proyecto HappyBall

La iniciativa pretende recaudar fondos con la venta de unas pelotas para financiar los proyectos de la Fundación Edmílson en la localidad brasileña de Taquaritinga La Fundación Edmílson ofrece en la actualidad apoyo integral a más de 300 niños y a más de un centenar de adultos de la zona

La Fundación FC Barcelona colabora con el proyecto HappyBall, una nueva iniciativa que la Fundación Edmílson estreno este miércoles. Se trata de un proyecto que servirá para asegurar el futuro de más de 500 familias que actualmente forman Parte del programa de ayuda que la Fundación Edmílson Tiene el pueblo en el que nación el futbolista brasileño, Taquaritinga, en el interior de la provincia de Sao Paulo (Brasil).

¿Qué es HappyBall?

El proyecto HappyBall pretende recaudar fondos para los proyectos sociales de la Fundación Edmílson a través de la venta de unas pelotas que se podrán adquirir en los puntos de venta oficiales del FC Barcelona y a través de la web oficial del proyecto: www.happyball.org. El precio de cada balón, fabricado en cuero, es de 25 euros .

La Fundación FC Barcelona actúa en este proyecto de colaborador oficial.

"Nuestro objetivo con la Fundación FC Barcelona es ayudar a los niños y mejorar su futuro. Me gustaría animar a cualquier persona con sentido de responsabilidad social a colaborar con HappyBall para poder ayudar a más niños necesitados en el mundo", asegura Sandro Rosell, presidente del FC Barcelona.

Para José Edmílson, fundador y presidente de la Fundación Edmílson, HappyBall es una iniciativa muy deseada. "Un día tuve un sueño, una pelota puede cambiar una vida. Hoy se hace realidad un proyecto que es mucho más que una pelota, más que una sonrisa. HappyBall es educación, deporte y cultura", recuerda el exazulgrana.

Fundación Edmílson, sembrando sueños

La Fundación Edmílson fue creada en 2006 por el proprio José Edmílson Gomes de Moraes. Desde entonces, trabaja con un objetivo muy claro: fomentar la integración de los jóvenes más necesitados de Taquaritinga ofreciéndoles los recursos y la formación necesaria para que puedan tener acceso a una profesión y evitando así que caigan en la prostitución, las drogas o las bandas, habituales en entorno y en su día a día.

En la actualidad , la Fundación Edmílson atiende más de 300 niños de 6 a 14 años dentro de un programa de refuerzo escolar, música, teatro, danza, informática y deportes. Esta entidad trabaja también con más de 100 jóvenes adolescentes en un programa de educación para el trabajo, y con más de 120 adultos en un programa de formación e integración social. Y lo más importante, no sólo ayuda a los más jóvenes, también se implica en la educación de los padres con trabajos sociales y apoyo psicológico.

Desde la creación de la Fundación Edmílson, la Fundación FC Barcelona colabora con este proyecto sobre el terreno. La metodología, la profesionalidad y los resultados conseguidos hasta el momento son razones suficientes para continuar apoyando a su nuevo proyecto, HappyBall, que quiere ser el motor para generar nuevos recursos que garanticen la continuidad del trabajo de la Fundación Edmílson.