Marta Segú destaca la importancia del deporte en la mejora de la salud y el bienestar emocional de los niños con enfermedades crónicas y graves

Compartir

La directora general de la Fundación FC Barcelona interviene en la jornada "Deporte y Salud Infantil" celebrada en el Hospital de Sant Pau

"El deporte es una herramienta mágica y maravillosa para mejorar el estado de ánimo y la autoestima de los niños que se encuentran en situación de enfermedad crónica o grave y en otras vulnerabilidades", ha explicado la doctora Marta Segú, directora general de la Fundación FC Barcelona en el marco de la jornada "Deporte y Salud Infantil" que ha tenido lugar esta mañana en el hospital de Sant Pau de Barcelona.

La Jornada ha servido para constatar la importancia del deporte y la actividad física para cualquier menor que sufra una enfermedad, sea leve o grave y/o crónica. Siempre con su justa medida según la enfermedad, el estado del paciente y con el tipo de actividad física más adecuada en cada caso. Es importante trabajar con las familias y el entorno del menor para tranquilizarlos sobre la práctica de la actividad física y romper los tabúes que un niño con cáncer, con una enfermedad cardíaca u otras patologías graves no puede realizar ningún deporte. Las conclusiones de los diferentes profesionales de la salud han coincidido en que para un menor con cáncer, enfermedades cardiológicas, pulmonares, neurológicas, hematológicas o de cualquier otra clase, el deporte y la actividad física no sólo no está contraindicado, sino que bien prescrito y con el seguimiento específico, mejora el pronóstico de la enfermedad, disminuye secuelas y efectos secundarios de la medicación en muchos casos y en general mejora la autoestima, el estado emocional y hace que un niño enfermo siga siendo por encima de todo un “niño ”.

Humanizar la estancia hospitalaria

Además de colaborar con los principales hospitales pediátricos de Cataluña en proyectos innovadores para mejorar y humanizar la estancia de los niños y adolescentes durante largos períodos de tiempo en los hospitales, la Fundación ha desarrollado una metodología propia, SportNet, que fomenta la participación de todos los niños, incluidos los que se encuentren en situación de enfermedad, vulnerabilidad social o con alguna discapacidad en juegos, deportes y actividades físicas que les permita mejorar su estado físico y emocional, además de propiciar la interacción social y aprender valores y habilidades .

Por otra parte, la Fundación y el Hospital de Sant Pau colaboran estrechamente desde hace años para mejorar la calidad de vida de los niños ingresados o que padecen enfermedades graves a través del programa de Bienestar Emocional Pediátrico. Este programa incluye las tradicionales visitas de los jugadores y jugadoras de fútbol y de las diferentes secciones del Club a lo largo del año. Son momentos especiales y únicos para muchos niños y sus familias que pueden ver y hablar con sus ídolos de forma personal y única.

Además, ambas instituciones ha puesto en marcha un nuevo proyecto de colaboración que utiliza la danza como herramienta terapéutica para los niños o adolescentes ingresados en Sant Pau.

Programa Robots

La Fundación FC Barcelona también dispone de dos robots, Pol y Joyce, que permiten a los niños ingresados en los hospitales conectarse con los jugadores y jugadoras y con diferentes espacios del Club, como el Estadio, la Ciudad Deportiva o el Museo mediante un tableta u ordenador. El niño desde el hospital dirige el robot por las instalaciones del FC Barcelona y muy habitualmente es la única ventana al exterior en caso de menores con enfermedades graves que deben pasar largas temporadas ingresados o incluso en aislamiento.

COMPARTE ESTA NOTICIA