La Fundación Barça presenta en el foro de ACNUR en Ginebra el impacto de su programa de apoyo a niños y jóvenes refugiados.

Jordi Cardoner, vicepresidente primero del FC Barcelona y de la Fundación Barça, explica cómo el deporte contribuye a fomentar la paz en entornos hostiles

18/12/2018

Jordi Cardoner, vicepresidente primero del FC Barcelona y de la Fundación Barça, junto con varios líderes de organizaciones deportivas internacionales, administraciones municipales, y personalidades del mundo del deporte profesional y la sociedad civil, se reunieron hoy en el Diálogo de el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) sobre los retos de la protección de estas personas en entornos urbanos en Ginebra para desentrañar los múltiples roles que desempeña el deporte para conseguir resultados sociales positivos para las comunidades de refugiados y desplazados internos, especialmente en entornos urbanos.

 

Fundación Barça

 

Cardoner, explicó que como respuesta al compromiso con la población refugiada, y especialmente con los niños y jóvenes refugiados, la Fundación Barça ha puesto en marcha un programa que utiliza la metodología FutbolNet como una herramienta para dar apoyo psicosocial a niños y niñas y jóvenes refugiados y favorecer su integración en las comunidades de acogida, específicamente en Grecia, Italia y el Líbano. Al mismo tiempo, ha hecho una presentación sobre los resultados del programa reflejado en la última evaluación. Algunas de las conclusiones mencionadas han sido el aumento de confianza y autoestima de los participantes, el impacto en la mejora de su actitud, y como han llegado a convivir en paz y sintiéndose en un espacio más seguro.

 

Encuentro en Ginebra

 

A través de ejemplos prácticos los diferentes ponentes han hablado del rol positivo que juega el deporte, a la hora de integrar a los niños y jóvenes traumatizados por situaciones de guerra y exclusión. Los diferentes oradores han proporcionado sus puntos de vista y han hecho recomendaciones concretas sobre cómo las autoridades municipales y las organizaciones que trabajan con las comunidades desplazadas a través del deporte pueden trabajar juntas de manera más efectiva para apoyar su inclusión en los entornos urbanos.

 

El deporte y los juegos se han encontrado en entornos de refugiados desde que ACNUR ha estado trabajando con las comunidades desplazadas. El deporte es divertido y con frecuencia proporciona una distracción muy necesaria para los niños desplazados. En estos contextos, el deporte puede proporcionar a las poblaciones desplazadas y de la comunidad de acogida, un vínculo vital con sus comunidades y una experiencia compartida. Puede ser acogedor, brindar oportunidades para el desarrollo personal y apoyar un mejor bienestar físico y psicosocial. En la configuración de refugiados y desplazados internos, el deporte puede ayudar a derribar las barreras que pueden existir entre las comunidades desplazadas y las que las albergan.

 

El resto de ponentes en la mesa redonda han sido la directora nacional de Right to Play, Virginie Emery; Filippo Grandi, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR); Soham El Wardini, alcalde de Dakar, Senegal; Yusra Mardini, atleta olímpica y embajadora de buena voluntad del ACNUR; Laura Vanessa Pi, del proyecto 'Veni Juega', Colombia, y Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI).

 

Finalmente, la sesión también ha proporcionado un espacio para que las organizaciones y personas relacionadas con el deporte proporcionaran sus perspectivas sobre el tema.