Más de la mitad de los adolescentes de Cataluña conviven con el 'bullying'

El acoso entre iguales es la principal preocupación que manifiestan los jóvenes en un estudio elaborado por la Fundación Barça en colaboración con Adolescents.cat

29/01/2019

El 54% de los adolescentes de Cataluña han estado implicados en casos de bullying, directa o indirectamente, como agresores, víctimas o testigos activos o pasivos, según la encuesta realizada por la Fundación Barça a través de la comunidad Adolescents.cat entre 8.600 jóvenes de entre 14 y 18 años. El estudio refleja también que el acoso escolar ha provocado un "intenso sufrimiento" en el 90% de las víctimas.

 

Otra de los datos destacados de este informe es que el bullying se ha convertido en la primera preocupación de los jóvenes de este tramo de edad, por delante de las drogas y el fracaso escolar. El 20% de los encuestados afirma haber sufrido abusos físicos y psicológicos. El estudio también resalta que las redes sociales multiplican la difusión de mensajes vejatorios, que agravan aún más el sufrimiento y la humillación de los afectados. Además, los que sufren este tipo de agresiones reconocen que las humillaciones alargan al menos tres o cuatro años.

 

Este diagnóstico, que recoge las opiniones de los jóvenes hacia esta problemática, está avalado por profesionales y especialistas que han participado en el estudio y destacan que los testigos de estas agresiones son la pieza clave para romper una situación de bullying. Los espectadores son cómplices activos o pasivos del bullying que se excusan con argumentos como "no hay para tanto", "es extraño, así que es normal que se metan con él" o "es sólo una broma". Existen también los observadores pasivos, aquellos que tienen miedo de interceder y sufrir consecuencias. Todos ellos refuerzan que el conflicto se normalice y la victimización quede oculta a la mirada del adulto.

 

Estudio de percepción

A partir de la interpretación de esta encuesta, de entrevistas con adolescentes implicados (víctimas, agresores y observadores), así como del análisis de entrevistas a cinco especialistas en psicología, pedagogía, antropología, judicatura y seguridad, el informe muestra el refuerzo positivo que le otorga el grupo como una de las dificultades que tiene el agresor para dejar de agredir. En cuanto a la percepción de la víctima, los expertos destacan su tendencia a culparse, a pesar de que el bullying no esté asociado a unas características individuales específicas.

 

Una de las características del bullying es la dificultad para detectarlo. De hecho, el informe destaca con un 70% el aislamiento como una de las formas más frecuentes. Por otra parte, los adolescentes indican que el profesorado "percibe nada más que una acción puntual, pero no la trayectoria de la agresión".

 

Principales datos de los encuestados

 

  • Un 54% han sido implicados directa o indirectamente en un caso de bullying
  • + Del 50% manifiestan que el bullying es la primera preocupación de los adolescentes por encima de drogas y fracaso escolar
  • Un 55% considera probable estar expuesto al bullying en el futuro
  • Un 80% considera que, aunque hay medidas, el bullying continuará existiendo en el futuro
  • Un 90% de las víctimas reconoce que el bullying les ha provocado un intenso sufrimiento
  • Un 30% no sabrían dónde pedir ayuda
  • Un 20% destacan haber vivido ataques físicos, a través de redes sociales y los objetos personales

 

Recomendaciones

En el informe se evidencia que cuando el bullying se detecta es tarde y que por lo tanto es necesario verter esfuerzos en la prevención y la detección precoz. Entre otros, el informe presenta las siguientes propuestas de prevención:

 

  • Trabajar la gestión de las emociones con el alumnado, inculcando valores como la empatía y el compañerismo para que los observadores no toleren ni callen ante cualquier situación de bullying
  • Dar herramientas al conjunto de la comunidad educativa (educadores, entrenadores, monitores, familias) para emprender iniciativas que fomenten la buena convivencia y garanticen la detección precoz
  • Contar con las tecnologías, las redes sociales y los medios de comunicación como aliados en la concienciación y la visibilización de buenas prácticas y referentes positivos.

 

La Fundación Barça, #contraelbullying

La Fundación Barça ha desarrollado un programa de lucha contra el bullying y el ciberbullying en Cataluña para contribuir a su prevención mediante una serie de actuaciones, especialmente enfocadas a niños de primaria (6-12 años) tanto en las escuelas como en el ámbito deportivo.

 

Durante el año pasado, la Fundación Barça organizó un simposio contra el bullying, una jornada de prácticas restaurativas, y lanzó una campaña de sensibilización y recogida de firmas dirigida a los profesionales del sector, familias y público en general. Asimismo está realizando un proyecto de prevención del bullying en las escuelas, y está llevando a cabo una formación específica de prevención en el ámbito deportivo y generar espacios de conocimiento, así como la creación del consejo asesor del bullying.

 

Adolescents.cat

ADOLESCENTS.CAT es la comunidad más grande y más influyente para los jóvenes de Cataluña. Un espacio donde se informan y entretienen más de 500.000 jóvenes. 

de esta edad, trabaja haciendo hincapié en los valores como la igualdad, la diversidad, el esfuerzo, la solidaridad, la participación y el sentido crítico. Todo ello con la intención de fomentar una sociedad mejor, sin acoso, llena de empatía y jóvenes libres.

En 2018 Adolescents.cat ha tenido como eje principal de sus contenidos dar visibilidad a la problemática del bullying y crear conciencia entre los jóvenes catalanes. Precisamente por este motivo ha decidido colaborar con el estudio de la Fundación del Barça sobre el acoso escolar.