"'Barçakids' es una experiencia educativa eficaz e innovadora"

El educador del proyecto 'Barçakids', Pep Casanova, hace una valoración de su experiencia y de la recepción que la comunidad educativa ha dado a este proyecto de la Fundación FC Barcelona

Pep Casanova es uno de los cinco educadores que aplican el proyecto 'Barçakids' de la Fundación FC Barcelona en las escuelas. Él trabaja diariamente con los alumnos de primaria esta metodología de fomento de valores que desde el mes de septiembre recorre las aulas de toda Cataluña. Pep es licenciado en pedagogía y se ha especializado en PNL (Programación Neurolingüística), 'coaching' y educación emocional. Para él, 'Barçakids' no es un proyecto profesional más.

¿Qué representa para ti formar parte del equipo educativo de 'Barçakids'?

Es un reto importante como educador. 'Barçakids' es un proyecto innovador que requiere un grado importante de implicación y de exigencia personal y profesional, ya que implica un gran despliegue de actividades, recursos y propuestas educativas en un solo día.

'Barçakids' se aplica durante una jornada en las escuelas y luego se traslada a la red. Como pedagogo, ¿cómo definirías el proyecto?

'Barçakids' es una experiencia educativa eficaz e innovadora. Es una gran inmersión en el mundo de los valores, donde nos sumergimos todos: alumnos, maestros y educadores. Además, la posibilidad de acceder a la plataforma educativa 'on-line' (www.fcbkids.cat) significa una garantía de continuidad de los objetivos del proyecto una vez terminada la estancia en la escuela.

De los cinco valores que forman parte del eje vertebral del proyecto, ¿cuál es el que resulta más fácil y difícil de trabajar con los alumnos?

Por norma general los valores que resultan más fáciles de trabajar son el respeto o el esfuerzo. Son valores que tienen una clara ejemplificación en el día a día del niño y se ponen de manifiesto durante la jornada.

Hasta ahora el valor que ha resultado más complejo ha sido la humildad, ya que a menudo se define demasiado por lo que no debemos hacer, en este caso "no presumir". La distancia emocional ante la victoria, la derrota o las opiniones de los demás són herramientas muy útiles que cuesta mucho trabajar, pero que tenemos muy presentes en nuestro trabajo. Para nosotros, esto es la humildad.

Los beneficiarios reciben 'Barçakids' con mucha ilusión. ¿Qué es lo que más está gustando a los alumnos del programa?

En general, lo que más gusta a un sector de la clase es el deporte. Otras actividades estrella son la gincana con elementos tecnológicos, el pasaporte de 'Barçakids' y algunos de los juegos que hacemos para ejemplificar los valores.

Y los maestros de las escuelas, ¿qué piensan de esta iniciativa?

El recibimiento es muy bueno. En un primer momento suelen estar expectantes ante la idea de tener "al Barça a la escuela". Pero una vez se inician las actividades ven el valor pedagógico del programa.

En estos tres primeros meses de singladura del proyecto, ¿qué es lo que más te ha sorprendido?

En primer lugar, la fácil adaptación de los alumnos a las nuevas tecnologías. También me ha sorprendido cómo el prestigio del Barça permite abrir una puerta e introducir la ética en el deporte y en las aulas.