Josep Maria Bartomeu y Jordi Cardoner con el Conseller Boi Ruiz y el Secretari de Salut Pública, Antoni Mateu / MARTA BECERRA -FCB

La Fundación FC Barcelona y el Departamento de Salud han querido premiar la solidaridad de los nueve niños que, a raíz del caso de difteria declarado en junio pasado en Olot, tuvieron que estar aislados en sus casas durante 22 días para minimizar al máximo el riesgo de transmisión al ser portadores de la bacteria.

Como reconocimiento por este esfuerzo, que de nuevo también se ha hecho extensivo a los familiares por su solidaridad hacia la población, los niños y sus familias han sido invitados a visitar el Camp Nou Experience y a presenciar el partido Barça - Málaga.

Tanto el consejero de Salud, Boi Ruiz, como el Secretario de Salud Pública, Antoni Mateu, han acompañado a los niños y familiares y han mantenido un encuentro con el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu y el vicepresidente, Jordi Cardoner. Todos ellos han compartido la importancia de cumplir con el calendario vacunal en los niños para evitar la reemergencia de enfermedades graves que prácticamente habían desaparecido. De hecho, hay que recordar que a pesar de ser portadores de la bacteria, estos 9 niños no desarrollaron la enfermedad porque estaban vacunados, a diferencia de un niño de 6 años que no lo estaba y que acabó muriendo a pesar de recibir tratamiento específico.