Representantes del FCB, ROTA y Unicef en una reunión de trabajo reciente.

Representantes del FCB, ROTA y Unicef en una reunión de trabajo reciente. GERMÁN PARGA / FCB

El proyecto '1in11' ya ha llegado al terreno. Los niños de Indonesia ya disfrutan de las primeras actividades de esta iniciativa social que pretende ofrecer oportunidades educativas a los más pequeños, liberándolos de los impedimentos que, a menudo, les limitan el acceso a la escuela. La Fundación, Unicef y ROTA trabajan estos días también en la puesta en marcha de las actividades en los otros dos países beneficiarios: Bangladesh y Nepal.

Paralelamente, un equipo técnico de la Fundación se trasladará en las próximas semanas a estos tres países para diseñar la adaptación del proyecto 'FutbolNet' en estos territorios. Esta metodología de fomento de valores a través del fútbol se aplicará también con los niños locales para reforzar la oferta educativa de su entorno y con el objetivo de que el fútbol les suponga también una nueva vía de acceso al sistema educativo.

Destinatarios: niños con discapacidad y no escolarizados

En Indonesia y Nepal, '1in11' ofrecerá programas deportivos para jóvenes, orientados especialmente a superar las barreras sociales para los niños y niñas con discapacidades e incluirlos en la escuela. En Bangladesh, el proyecto tendrá como objetivo llegar a los niños que no están en el circuito educativo.

En todo el mundo están sin escolarizar 1 de cada 11 niños en edad de recibir enseñanza primaria, es decir, 58 millones de los 650 millones de niños que hay en el mundo. La mayoría de ellos constan entre los más desfavorecidos y vulnerables: niños que viven en zonas en conflicto, niños con pobreza extrema, niños con discapacidades y niños de comunidades indígenas. Este proyecto, impulsado por la Fundación FCB, Unicef y ROTA, nace con el objetivo de aportar su granito de arena para revertir esta situación.

Además, en muchas escuelas la programación deportiva no existe, aunque los estudios han mostrado que incluir los deportes en los planes educativos puede propiciar que los niños asistan y continúen en la escuela, y, a la vez, los conduce a mejorar su salud física y les ayuda a mejorar sus calificaciones.