La activista Nadia Murad ha sido distinguida con el Premio Nobel de la Paz 2018

La galardonada de nacionalidad iraquí, que visitó el Club en 2017, es un icono de la lucha por los derechos de las mujeres

La academia noruega ha reconocido en su veredicto el esfuerzo de la activista Nadia Murad para "acabar con la violencia sexual como arma de guerra". Reconocida internacionalmente, la iraquí visitó el Club durante enero de 2017 y fue recibida por Josep Maria Bartomeu y Jordi Cardoner como símbolo del compromiso de la entidad con los derechos de la mujer. Ambos le transmitieron la importancia que adquieren en el plan estratégico de la Fundación Barça los proyectos de género, unas iniciativas que muestran el compromiso de la organización en este ámbito y que deben servir para ayudar a construir una sociedad más justa e igualitaria. Al mismo tiempo, visitó la Ciudad Deportiva, donde pudo intercambiar opiniones con los jugadores del primer equipo Leo Messi y Luis Suárez. Además, asistió al entrenamiento del primer equipo femenino, donde recibió un pequeño obsequio.

 

Nadia Murad es testigo de los abusos que se han cometido contra ella y otras mujeres. Destaca por su valentía al ser capaz de relatar sus propios sufrimientos y hablar en nombre de otras víctimas. Es una de las aproximadamente 3.000 niñas y mujeres yazidites que fueron víctimas de violaciones y otros abusos por parte del ejército de Daesh. Los abusos fueron sistemáticos y parte de una estrategia militar y se utilizaron como un arma en la lucha contra los yazidites y otras minorías religiosas.

 

Después de escapar de Daesh, Murad optó por hablar abiertamente y de manera valerosa sobre lo que había sufrido. En 2016, con tan sólo 23 años, fue nombrada la primera Embajadora de Buena Voluntad de las Naciones Unidas para la Dignidad de los Supervivientes del Tráfico de Personas.

 

Desde su liberación Nadia trabaja para las Naciones Unidas al Consejo de Seguridad sobre el tráfico y la esclavitud de personas. Su decisión de emprender acciones legales a escala mundial contra los mandos del Estado Islámico, que han promovido el mercado de esclavas a Siria e Irán, la han puesto en el punto de mira de sus antiguos torturadores y está amenazada de muerte.

 

La Fundación Barça está abocada a la educación en valores de los niños para garantizar que crezcan en una sociedad justa e igualitaria.

 

Declaraciones de Nadia Murad durante la visita al Barça

 

"Estoy  contenta de ver que aquí las mujeres tienen los mismos derechos de los hombres y pueden practicar el fútbol con normalidad. Además, los jugadores del primer equipo son un referente para los jóvenes de todo el mundo y en particular Messi es un futbolista muy especial. Él ha cambiado el mundo, ha hecho que sea un lugar más alegre. Me gustaría pedir a los jóvenes que eviten el camino del Estado Islámico y que hagan algo para hacer de este mundo un lugar mejor".